Enfoque Selectivo

El enfoque selectivo permite hacer nítido una parte de la imagen, quedando en un segundo plano el resto. Al realizar este tipo de efecto fotográfico seleccionamos una parte muy concreta de la imagen y conseguimos captar toda la atención sobre un punto de interés.
Al realizar este tipo de efecto conseguimos realzar una parte de la escena desenfocando el resto, el ojo buscará aquella parte de la imagen que esté nítida como punto fuerte de la imagen.

Plaza de San Marcos – Venecia

En la fotografía de arriba el fondo se ve muy desenfocado y ocupa mucha parte de la escena, al enfrentar una parte de la escena nítida contra otra muy desenfocada conseguimos darle mucha fuerza a la imagen pero al acentuar tanto el efecto puede llegar a ser molesto visualmente. Podemos desenfocar menos el fondo produciendo el mismo efecto pero sin ser tan evidente, como podemos ver en la fotografía de abajo.

Lago Chiemsee – Baviera

Para realizar este efecto fotográfico tenemos que utilizar diafragmas abiertos, f 4, f 2,8, f 1,4 …, además debemos de aproximarnos al motivo a fotografiar. Hay otra cosa y es la focal del objetivo, tenemos que utilizar grandes focales de 50mm en adelante. A partir de 70mm los objetivos son propensos a realizar buenos enfoques selectivos. Cuanto mayor sea la distancia focal de nuestro objetivo menos tendremos que abrir el diafragma.

Plaza de San Marcos – Venecia

Podemos desenfocar menos el fondo produciendo un efecto similar pero sin ser tan evidente, como podemos apreciar en la siguiente fotografía.

Salzburgo-Austria

Podemos realizar enfoques selectivos controlando la distancia focal, es decir aquello que aparece nítido y bien enfocado en la imagen. Ahora desenfocamos el primer plano y realizamos un enfoque selectivo por detrás del primer plano.

Piazza della Signoria-Florencia

Esta técnica se consigue con una focal de 50mm aproximadamente, y un diafragma abierto, por ejemplo ajustando a (f 4). Ahora enfocamos al fondo, ajustamos la exposición y disparamos la foto. Tenemos un enfoque selectivo con el primer plano desenfocado.

Florencia.

El enfoque selectivo es un efecto fotográfico que se consigue colocando un diafragma abierto determinado, por lo que la exposición hay que ajustarla variando la velocidad de obturación. Una forma cómoda de realizar la exposición es ajustar la cámara en la posición “prioridad a la abertura”. De esta manera nosotros ajustamos el diafragma adecuado y la cámara ajusta la exposición de forma automática.

Notre Dame – París

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: